Errores más comunes al invertir en Criptomonedas

El mundo de las Criptomonedas es uno de los mejores productos que la revolución tecnológica ha dado en los últimos tiempos, en el ámbito de la economía. Aún es un mundo joven que no ha calado del todo pero que va en ascenso y esta al alcance de todos.

Hace muchos años que ya forma parte del imaginario común y constantemente se escucha sobre el elevado precio del bitcoin o incluso sobre aquellos que se han hecho millonarios de la noche a la mañana. Sobre las cantidades de fortunas ganadas y perdidas en apenas unos años.

Por todo lo anterior es normal sentirnos tentados a incursionar en este mundo. Sin embargo, si no queremos cometer alguno de los errores más comunes al invertir en Criptomonedas. Vernos estafados o despojados de nuestro dinero en muy poco tiempo, es mejor considerar algunos puntos importantes:

El Trading

El mercado de las Criptomonedas como cualquier otro se rige por millones de variables y la única lógica que le es aplicable es la de las probabilidades. Es imposible predecir lo que sucederá aun siendo un experto y uno de los errores más comunes al invertir en Criptomonedas cuando se inicia es creer que con pura intuición podremos generar ganancias.

Cuando lo que suele suceder casi siempre a largo plazo es que lo acabamos perdiendo todo o gran parte de nuestro dinero. Puesto que si no conocemos a fondo las variables más importantes las probabilidades quedarán apuntando en nuestra contra casi siempre.

En un principio lo más común es aficionarnos al Trading sobre todo cuando obtenemos algún rendimiento. Sí el mercado sube lo que la intuición nos dice es que luego bajará y si luego no baja tanto o vuelve a subir, que nos quedaremos fuera. Tentándonos a comprar a un precio más alto del que vendimos y así sucesivamente hasta que nos vamos quedando sin nada.

Los únicos inversores de Criptomonedas que verdaderamente podrían tener o han tenido éxito son los que confían con convicción en un proyecto. Y actúan en consecuencia pensando a mediano o largo plazo, guardando sus inversiones en lugares seguros sin dejarse llevar por la volatilidad del mercado.

Comprar Criptomonedas que no conocemos

El mundo de las Criptomonedas además de variable y variado, en algunos sentidos es complicado. Es imposible conocerlo del todo y hay que ser un verdadero experto para entenderlo en profundidad.

Sin embargo, sí estamos verdaderamente interesados en invertir en él lo mejor que podemos hacer es investigar a fondo o buscar asesoría acerca de los proyectos tecnológicos que hay detrás de cada moneda.

Fijarnos en la confianza de los expertos al respecto y en aspectos clave como la capitalización de mercado y la cantidad de unidades que existen o existirán por moneda. Ya que no son pocos los casos de presuntas Criptomonedas muy baratas y con alto potencial que acaban siendo una estafa.

Sobre todo en el caso de las nuevas Criptomonedas podemos encontrar varias que apenas cuestan unos centavos de dólar. Uno de los errores más comunes al invertir en Criptomonedas es pensar que con pequeñas inversiones obtendremos un gran volumen de monedas cuyo valor podría llegar hasta las centenas o miles de dólares.

Pero si el número de Criptomonedas emitidas es muy alto y su capitalización de mercado no es tanta, probablemente estas monedas en años nunca pasarán de algunas decenas de dólares.

Hacer uso de nuestras Criptomonedas sin considerar las comisiones

Muchas veces no tomamos las previsiones de informarnos sobre las comisiones que demandan algunos sitios que usamos para comprar Criptomonedas, o pensamos en cuáles son los métodos más recomendables.

Por ejemplo, uno de los errores más comunes al invertir en Criptomonedas  es adquirirlas a través de nuestra tarjeta de crédito, sin saber que hacer transferencias bancarias directas a las Exchange será mucho más barato, aunque sea más lento.

Muchas veces movemos nuestras Criptomonedas de un lado a otro sin planificar el intercambio, sin darnos cuenta de que podemos perder mucho dinero en este proceso. Por lo tanto lo más recomendable es informarnos y escoger un sitio adecuado y un método adecuado de pago para adquirir nuestras Criptomonedas. Guardándolas en un lugar seguro hasta que tengamos bien pensado lo que vamos a hacer con ellas.

Invertir en plataformas que prometen altos rendimientos

Es bien sabido que muchas de las Exchange más populares manejan altas comisiones y tienen baja rentabilidad. Pero que además hay una ingente cantidad de otras plataformas. Uno de los errores más comunes al invertir en Criptomonedas es dejarnos tentar por los beneficios que ofrecen muchas de ellas a pesar de su dudosa reputación.

Ya que no han sido pocos los casos de plataformas que al momento de reunir suficiente dinero se declaran víctimas de un ataque, en quiebra o simplemente desaparecen con el dinero de sus usuarios.

Dejarse llevar por el Fomo

El Fomo es un acrónimo anglosajón que se utiliza a menudo para hacer referencia al miedo a quedarse fuera en el contexto de las Criptomonedas. En muchas ocasiones sobre todo las Criptomonedas clásicas como bitcoin o ethereum se embarcan en tendencias altistas a largo plazo.

Y uno de los errores más comunes al invertir en Criptomonedas que cometen muchas personas es empezar a comprar de manera impulsiva para no quedarse fuera del grupo de beneficiados. Pero todo lo que consiguen con haber comprado con la marea alta es perder el 50 por ciento o más de su inversión al presentarse una tendencia bajista. Obligados a vender nuevamente para no perderlo todo.

Estafas de Phishing

Hoy en día no es poco común que al querer acceder a un Exchange en la que confiamos a través de Google nos encontramos con alguna otra página idéntica, con una pequeña variación en el nombre. Uno de los errores más comunes al invertir en Criptomonedas es pasar esto por alto. Ya que casi siempre son páginas creadas por hackers, para que una vez que los usuarios hayan entrado en ellas sin darse cuenta de la situación, copiar sus datos y robarles todo lo que poseen.