Análisis: Windows Phone Mango Beta (WP7) vs Android 2.3 (Gingerbread)

Una pequeña review sobre los aspectos más destacables de éstos dos sistemas operativos

I parte: Interfaz, teclado, multitarea y diferencias estructurales entre WP y Android

Parte II: Puntuaciones en Benchmarks, fluidez de ambos sistemas y Internet explorer 9 – Chrome en Gingerbread

Parte III: El diseño de las aplicaciones multimedia y otras en Android y Windows Phone

Antes de nada, pongo una foto para que efectivamente comprobeís que se trata de las respectivas versiones del titular:

PD: Sí, el cristal de mi HTC 7 Trophy está arrebentado; consecuencia de dejar el móvil bajar una planta sólo por las escaleras

Y antes de nada, hay que decir también el hardware de ambos aparatos:

Sony Ericsson Xperia Neo (Android 2.3):
Qualcomm Snapdragon MSM8255 (de segunda generación) a 1 GHz
GPU: Adreno 205
512 MB RAM
microSD de 8 Gb clase 4
Video en 720p a 30 FPS
Android 2.3.3 (Gingerbread)
Resolución: 854 x 480
HTC 7 Trophy (1º generación de WP – Build 7.1.7660 WP Mango Beta 2):
Qualcomm Snapdragon QSD8250 (de primera generación) a 1 GHz
GPU: Adreno 200
576 MB RAM
microS de 8 Gb clase 4
Video en 720p a 24 FPS (debido a la limitación del QSD8250)
WP Mango Beta 2 7.1.7661
Resolución 800 x 480
Este análisis (problablemente divido por partes) estará compuesto por:

Interfaz
Teclado
Multitarea
Diferencias estructurales entre WP y Android
Puntuaciones en Benchmarks
Fluidez de ambos sistemas
Internet explorer 9 – Chrome en Gingerbread
Reproductor musica
Reproductor de Fotos – Videos
Diversas aplicaciones
Interfaz

Aunque en Android cada fabricante tiene su personalización, podemos decir fundamentalmente que todos tienen el mismo “sentido”: un escritorio con varias pantallas dónde podemos poner accesos directos y widgets y en Gingerbread no cambio mucho (por no decir nada). En Windows Phone, desde la versión original hasta ahora tampoco se ven cambios de calado: básicamente es un inicio dónde ponemos accesos directos de nuestros programas o servicios con notificaciones (incluso programas: los que dispongan del llamado “live tile” que sería “azulejo vivo”) y eso es algo que los fabricantes no pueden modificar como en Android. Yo personalmente aunque sea cuestión de gustos, creo que Windows Phone es bastante original en ese aspecto y Android bastante personalizable

Teclado

Comparar el teclado de WP con el de Android es algo subjetivo, dado que en Android se puede cambiar el teclado de serie y en WP no. En tal caso en mi opinión y la sensación que he tenido de todos los Androides que he probado es que el teclado va con algo de lag si vas demasiado rápido y la predicción en los textos no me parece muy útil: por lo contrario en WP para mi el mejor teclado que se puede tener (incluso mejor que el de iOS debido al tamaño de la pantalla del iPhone): si escribes rápido, puedes estar casi seguro de que el teclado acompañara y corregirá lo necesario.

Multitarea

Windows Phone originalmente no tenia multitarea (aunque si para los programas nativos, pero no para aplicaciones de terceros): ahora si pero de una forma no “común”, la multitarea se basa en que puedes ver los cinco ultimos programas en forma de tarjeta, que has abierto (y se quedan abierto, pero cuando pasan a sexta posicion van a hibernación indefinidamente, que es lo que pasa ahora). En Android en cambio la multitarea se acerca más a un ordenador de verdad: todos los procesos se quedan abiertos y constantemente hay que cerralos. Conclusión: WP es más amigable y orientado a que la batería dure y el otro quiere ofrecer una experiencia orientada a los ordenadores.

Diferencias estructurales entre Android y Windows Phone

Cómo ya dije en estas páginas, Windows Phone sigue un camino muy parecido en ciertos aspectos a iOS: a pesar de que no es Microsoft quien fabrica los terminales, es Microsoft quien elige los únicos procesadores y gráficas compatibles con el sistema (por ahora sólo Qualcomm), también impone resolución de pantalla y grabación de video a 720p a los fabricantes, y todos los terminales funcionan con el programa principal “Zune” y los fabricantes no pueden lanzar un terminal al libre cómo en Android: si no que WP se lanza de generación en generación (a finales de éste año se lanzará la segunda generación) que parece que al igual que Apple, será anual. Y al igual que Apple, cada generación de dispositivos recibirán las actualizaciones pertinentes vía Zune. Y al igual que iOS, el Marketplace también está controlado y el sistema en teoría no es modificable (siendo necesario jailbreak).

Por otro lado, creo que ya todos conocemos la filosofía de Android: bastante similar a la de Microsoft en los ordenadores personales. Los fabricantes, pueden ponerlo bajo el hardware que quieran y cuándo quieran: sólo tiene que pagar por el paquete Google (Maps, Gmail etc.), tampoco los fabricantes tienen obligación de actualizar sus terminales: es un sistema bastante descentralizado. Esto le da más libertad al usuario pero a cambio de menos seguridad. Al igual que en el apartado anterior: es cuestión de gustos.